domingo, 27 de mayo de 2012

SONISPHERE 2012: Crónica Día 2

| | 0 comentarios
Y por fin llegó el Sábado festivalero, tras el aperitivo del Viernes ahora venían los platos fuertes (muy fuertes).

Ya he comentado todos los aspectos logísticos en el post anterior así que ahora sólo comentaré los aspectos musicales.



Debido a problemas que no vienen al caso llegué al concierto a mediados del show de los americanos Mastodon, pero me bastó para ver que son de lo mejorcito en el metal actual. Técnicamente perfectos, super versátiles (es increíble la frescura y flexibilidad que da el hecho de tener 4 vocalistas en el escenario, es como estar escuchando 4 grupos del mismo estilo pero diferentes) y mención aparte merece su batería Brann Dailor, que en directo impresiona más porque realmente hace lo que le da la real gana. También comentar que la guitarra de Brent Hinds era una maravilla, con su mástil plateado de aluminio brillando al sol (una de las guitarras más espectaculares en concierto que he visto)


Después del espectáculo rockero de los barbitas Mastodon, toco el turno a los góticos (aunuqe no se llamen así) Within Temptation. Coronados con su logo (un ave fénix formado por la W y la T de su nombre) saltaron al escenario Sharon y sus chicos. Con un sonido bastante bueno (aunque las guitarras sonaron algo bajas) deleitaron a sus fans con canciones de la vieja escuela. Sharon estaba hermosa (hay que decirlo) con un corpiño negro, chupa de cuero y una minifalda vaporosa de gasa (la primera vez que le veía las piernas) que hacía enloquecer al público masculino con cada movimiento. Aunque sorprendente vi que había más fans femeninas que masculinos, que se volvían locas con cada canción clásica (a mi lado había una chica que hasta se le puso la piel de gallina al escuchar Stand my ground). Para terminar tengo que decir que no me gusta nada cuando utilizan la batería electrónica, suena muy artificial, muy festival de Eurovisión (nunca más apropiado).

El sol dejaba de cegar los ojos y las cosas se ponían serias, Slayer venían a vernos y no iban a dejar títere con cabeza. Era la primera vez que los veía en directo y me parecen uno de los mejores grupos heavy en directo. Agresividad, técnica, seriedad y mucha buena música. El sustituto de Hanneman, Gary Holt, estuvo soberbio, aguantando el ritmo de los Slayer y sobre todo del gran Kerry King (cosa nada fácil) y Dave Lombardo maneja como nadie la batería y el doble bombo. Pero hay que destacar el trabajo de Kerry King, un casi cincuentón que no falla ni una nota y mantiene un ritmo frenético y una calidad instrumental increíble (sus solos agudos son espectaculares, y los hace sin despeinarse... este chiste es mio). Momentazo con "Reign in blood", canción heavy donde las hay que puso el listón alto a los Metallica, (Apostillo que me da mucho por saco la manía del chileno Tom de no hablar en español.... no comments)

Pero los Metallica por supuesto estuvieron a la altura (después de casi una hora de preparativos arrancó el Ecstasy of Gold). Sonaron muy bien, como siempre, la batería de Lars te hacía sacudía el corazón, el bajo de Rob te marcaba las pulsaciones y la voz de James te guiaba por el mal camino. Aunque tengo que decir que la guitarra de Kirk sonaba muy chillona, y no era problema de la guitarra, ya que paso con la "Esp Mummy", la "ESP White zombie", la "Jackson Rhandy Rhoads" y la Gibson les Paul. En cuanto a las pantallas hay que decir que estuvieron bastante bien excepto en un momento del concierto donde juguetearon con las pantallas partidas de la peor manera que he visto nunca (mostraban a la misma persona, o al flequillo de james, o un bombo de lars....)

El rollo del Black Album no me termino de llenar, no porque no me guste el disco (que me encanta, lo tengo en cassette, CD y vinilo) sino porque me parece un tema de marketing puro y duro y además creo que Metallica tiene temas mucho más potentes para un directo que los trashers del Black Album (reconozco que me gustan los Load y Reload).

Los mejores momentos se vivieron al final con su clásico "Enter Sandman" y los bises "Battery", "One" y su mítico "Seek n' Destroy". Los vi en plena forma (musicalmente) y un James más delgado y potente, y un Lars que parece que ha cogido todos los kilos que ha perdido James,

Cuando terminaron eché un ojo a los franceses Gojira, camino a la salida y me fui a casa con las piernas hechas papilla. Me quedé con ganas de ver a Evanescence y Fear Factory, pero no podía más (además no me daban ninguna confianza con sus nuevas formaciones). Con lo que yo he sido... me estoy haciendo mayor....

 

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Lo que me salga de.. las redes sociales!

Lo que me salga de... la tienda oficial LQ-MS!

Lo que me salga de... el Spotify!