sábado, 4 de mayo de 2013

Kadavar - Sala El Sol (02-05-13)

| | 0 comentarios
El 2º concierto que voy a comentar fue ayer mismo en la madrileña sala el Sol y en él tocaban una de las sensaciones del año pasado en esto del Hard Rock: Kadavar


Como espectador veterano de conciertos en la capital sé las virtudes y defectos de cada sala, y ya sabía que el sonido es el punto débil de la sala El Sol pero había un punto que no me esperaba, ya que al llegar a las 21 horas (hora de apertura de puertas) nos encontramos un cartel a bolígrafo en la puerta diciendo de Baby Woodorose (el otro grupo que tocaba con Kadavar) empezaría a tocar a las 22:30.... Ninguna explicación, ni comentario sobre Kadavar.... Lo que hizo que muchas conjeturas se montaran en la puerta.... que si Kadavar no iba a tocar, que si se acortarían los setlist....

Tras esta hora y media de espera, pudimos entrar en la sala, al entrar no vimos nada que pudiera justificar el retraso.... no había nada montado (por no haber no había ni tienda oficial, solo un tenderete con un par de coss de Baby Woodrose) y el escenario era muy sobrio, una batería, y algún que otro pedal de efecto en el suelo.

La duda flotaba en el ambiente.... solo había tres puestos en el escenario.... habrían cambiado el turno Kadavar con Baby Woodrose??? pues afortundamente si.....

Sin ningún aspaviento entraron tres vigardos con pelos largos, barbas pobladas y ropa sacada de un mercadillo de segunda mano vintage...

- Lupus a la izquierda con su Epiphone SG G400, en el centro, el verdadero líder del grupo, increíble con su guitarras, fuerza en los riffs y en los solos aunque la voz sonó muy baja, bueno... mejor dicho.... la guitarra sonó muy alta







- Dragont al bajo (era un jazzmater customizado pero no pude ver marca), el hombre más hierático que he visto en mi vida en un concierto. No levantó la vista del suelo ni una sola vez, no pisó ningún efecto, no hizo coros.... solo tocó su bajo con movimientos calculados al milímetro, mirada abajo y un ligero bamboleo (un pasito pá alante, un pasito pá tras)




- Tiger a la batería, pura energía y adrenalina, es más hice muchas fotos y fui incapaz de pillarle la cara de ninguna de ellas. Brutal





El setlist muy corto, sólo 10 canciones para regalarnos una hora justa de música, pocas palabras, ningún bis, ni repartieron púas ni baquetas.

Salimos, tocamos y nos vamos....

0 espectáculo ajeno a la música, ninguna concesión a la galería.




Tengo que decir que sonaron bien y tienen mucho talento, pero hubo algo que no cuajó: no sé si fue la corta duración, la escasa empatía de los músicos, el mal sonido de la sala, el hecho de que no sonaron como en estudio (aún así sonaron mejor que la gran mayoría de grupos de hoy en día)....

Otro punto anecdótico es que tras retirarse del escenario, a los diez minutos volvieron a las tablas para recoger sus pedaleras de efectos y sus platillos... Sin pipas ni nada... olé por ellos que no se les caen los anillos por montarse su escenario.



Buen concierto, correcto, si tuviera que poner algún símil diría que fue como una muñeca hinchable... se disfruta con ella, cumple las necesidades... pero no esperes ningún sentimiento extra....

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Lo que me salga de.. las redes sociales!

Lo que me salga de... la tienda oficial LQ-MS!

Lo que me salga de... el Spotify!