sábado, 25 de mayo de 2013

The Blackwater Fever

| | 0 comentarios
Después de la fiebre daftpunkarra vuelvo a mis raíces rockeras, presentándoos a un trío (antiguamente dúo) que han venido para tapar un hueco que dejaron los White Stripes, ofreciendo un rock garagero con mucho, mucho, mucho blues. Se hacen llamar The Blackwater Fever y darán de hablar con su nuevo disco The Dephs.


The Blackwater Fever no son unos desconcocidos (para aquellos que siguieran a los dúos garageros hace un tiempo -creedme que existía el sonido Black Keys antes de "El Camino") y aunque las similitudes con Dan Auerbach y Patrick Carney son evidentes (sobre todo en los inicios cuando los Black Keys tocaban menos soul mainstream y The Blackwater Fever eran un dúo). Y ahora mismo, cosas del destino, los dos grupos comparten gira - c'est la vie!.

The Blackwater Fever han destacado por ser un grupo de Blues-rock garagero con toques grunge, no son tan ortodoxos como los Black Keys, ni tan talentosos como The White Stripes, pero ofrecían una música que nos gustaba a muchos porque eran originales en su época, tocaban blues canalla de toda la vida pero (ahora viene una paradoja muy chunga) modernizada con un aire retro.

Mientras que Auerbach y Carney decidieron llevar su música hacía un terreno más soul con sus dos últimos discos, Blackwater decidió radicalizar su sonido y hacerse más puristas, este año han dado un volantazo a su sonido con la incorporación de un nuevo miembro, quién ha dado a su sonido un toque psicodélico (sobre todo por el sonido del órgano) muy interesante, que unido a la moda emergente del blues-rock retro y el punto distorsionado a saco a lo Nirvana que tiene su música, posiblemente haga que vuelvan a sobresalir entre los muchos grupos análogos que hay hoy en día.

Esta música no es animada, sobre todo porque se juntan dos de los estilos más amargos y pesimistas de la música: el eternamente loser Blues con el "mecagoenelmundo" Grunge. Si analizaramos a Blackwater como un grupo de música de estos dos estilos por separado no destacarían, como grupo grunge les falta agonía y fuerza y como blueseros les falta virtusismo instrumental y vocal, pero la mezcla es lo que les hace únicos, suenan sinceros y de verdad.

No son los Black Keys, pero ahora mismo ni quieren serlo, se llaman The Blackwater Fever, vienen de Australia y quieren hacerse oír.














Y de regalo un par de vídeos en directo (ahora si que es cuando me diréis que se parecen a los Black Keys... pero NO!) jajajaj







0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Lo que me salga de.. las redes sociales!

Lo que me salga de... la tienda oficial LQ-MS!

Lo que me salga de... el Spotify!